Últimas reseñas

                   

Mostrando entradas con la etiqueta leia mist. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta leia mist. Mostrar todas las entradas

Relato corto | Libertad

Para algunos es aquel momento en que salen de casa de sus padres a vivir su vida, para otros es salir a correr cada mañana. Para los presos es salir de la cárcel y para algunas amas de casa es cuando los hijos van a la escuela. Cada quién tiene su sentido propio de la libertad. Hay quién la descubre por casualidad, como yo, y quién la encuentra porque venía en el guión de su destino.

¿Pero cuándo fue la última vez que te sentiste libre? Libre de verdad. Esa libertad real que se siente desde el fondo del alma, que una vez que la sientes no vuelves a ser el mismo jamás. 

Tal vez seas alguna de las personas que mencione antes, pero hay un momento en la vida, aunque sea muy corto y efímero, en que se puede sentir la verdadera libertad como una gota de agua fresca en el alma y en el corazón.

Para mi fue un día que jamás olvidaré: la libertad llegó frente a mi en forma de claro de luna y anido en un lindo cóctel color azul. Un día en el que ni siquiera pensé en que podía (o quería) ser alguien diferente. Simplemente fui lo que fui y lo que soy ahora.

Fue una decisión tan simple el salir y tomar algo con una persona que en ese momento era especial para mí. Y parecía que todo era perfecto: clima perfecto, cantidad perfecta de gente, cóctel perfecto y tras varios días muy buenos. Como si todo se hubiese alineado para que yo pudiera saborear esos minutos de felicidad.

Ese momento tan efímero y ahora tan lejano quedo plantado para siempre en mi como la semilla de lo posible, como la esperanza de volver a sentirme así, aunque en el fondo sé que esa es una experiencia única en la vida.

Relato corto | La flor y el abismo

Al borde del abismo hay una flor. Su raíz esta aferrada al borde, robando agua y sol de los pequeños y olvidados granos y partículas de tierra a su alrededor. Muchos se compadecen de su mala suerte, de que pudo haber caído en cualquier lado menos a la orilla del barranco pero ahí le toco crecer.

La flor es feliz ahí. Puede ver el inmenso bosque a todo lo largo y ancho bajo ella. Puede ver a los animales pasear y alguna que otra persona andar por ahí. Vio una persecución entre una pantera y un venado, y luego a la familia de ese mismo venado crecer con miedo sin saber que la pantera ya estaba muerta por una bala perdida un kilómetro más adelante.

Un pájaro carpintero que andaba por ahí escucho los rumores, y sin preguntarle a la flor se creyó el cuento de que era muy infeliz y desafortunada al haber crecido ahí. Sin pensar en el daño que se haría y le haría a la flor, enterró su pico a medio metro de ella y separó la punta del barranco haciendo que la flor cayera al vacio.

Mientras ella caía el pájaro se asomo al borde y pensó, al contemplar la vista, si lo que había hecho al final era lo correcto o no. Pero ya era muy tarde. Al menos ahora la familia venado tendría una rica flor de postre para la cena.

Escrito por: Leia Mist